contacto@hoteljuice.com Tél. (+34) 934193677 | Tél. (+55) 11 3884 8587
Marketing Online Hotelero - HotelJuice

“La Cidade Maravilhosa” ¿ha hecho los deberes?

Si está pensando en viajar a Brasil para el mundial de Fútbol, todavía tiene tiempo de reservar una habitación por alguno de los portales online que las ofrecen. Inclusive si busca bien, puede encontrar un precio asequible, algo muy extraño teniendo en cuenta la fecha y la ciudad que hemos tomado como referencia: el 13 de Julio en Río de Janeiro, día en el que se juega la final de la Copa del Mundo de Fútbol, nada menos.

Como especialista en Revenue, me llamó la atención que a escasos 4 meses de semejante evento todavía queden habitaciones: y más llama la atención la tarifa: por 56 euros una pareja puede alojarse en un hotel con desayuno y aire acondicionado, al que se lo ve bien de aspecto general y cuyos comentarios tienen un puntaje de 7.3 sobre 10. La distancia de 50 minutos aproximadamente para llegar al mítico estadio Maracaná puede parecer excesiva, pero estamos hablando de la final del mundial de fútbol…

Christ_on_Corcovado_mountain

No es difícil entender el motivo de semejante “oferta”: el establecimiento al que nos referimos es un motel, hotel por horas, albergue transitorio, o como lo quiera llamar o lo denominen en el sitio del cual viene quien lea estas líneas.

Visto lo visto me planteo dos preguntas: en una ciudad como Río de Janeiro, una de las capitales turísticas más emblemáticas de Sudamérica, ¿es entendible que un alojamiento de este tipo se recicle como hotel de pasajeros?

La segunda pregunta es: teniendo hace ya mucho tiempo confirmados dos eventos a nivel mundial en breve, Copa del Mundo de fútbol y Olimpíadas, ¿es normal que una ciudad con el tirón que tiene (y tendrá en esas fechas) Río, ofrezca a día de hoy 885 alojamientos en una Ota líder, de los cuales 57 son de cuatro estrellas, y apenas 14 de cinco estrellas? Y, ¿es coherente con la fama y el glamour que siempre ostentó Río de Janeiro, que 715 de los 885 establecimientos (más del 80%), carezca de categoría y ni lleguen a ser de 1 estrella?

Respondiendo a mis preguntas, puedo arriesgar algunas respuestas: la falta categorización de muchos establecimientos puede deberse a que no cumplen los requisitos mínimos de salubridad y/o seguridad, o bien que el listón esté muy alto y de igual manera, les sea imposible a estos establecimientos adecuarse a las normas. Si así fuera, es un dato preocupante, ya que implica que la seguridad de mucha gente puede estar en juego y que hay determinados tipos de alojamiento que a pesar de poder vender su producto en forma online, carecen de las medidas esenciales para su correcto desempeño.

Por otro lado la inversión privada es el motor de la construcción, y más aún de edificios destinados a su explotación como hoteles: si los gobiernos no apoyan ni ayudan, el inversor privado no entrará en negocios cuya rentabilidad sea cuestionable.

Y esto último sí que es grave si lo asociamos a un proyecto estratégico de ciudad, y por consiguiente, de país: si los esfuerzos de un país para semejante evento han sido tan pobres, se habrá perdido la oportunidad que da este tipo de acontecimientos: crear equipamiento no para crecer económicamente en el presente, sino para desarrollarse y poder crecer más y mejor en el futuro próximo.

Como trabajadores de la industria turística, debemos colaborar para que el destino en el cual nos desempeñamos, crezca. Cada uno desde el lugar que nos toca, tenemos la obligación de unir sinergias en pos de un beneficio colectivo.

La oportunidad casi única que puede tener un país en años, como lo es la organización de un mundial de fútbol, amerita este esfuerzo.

El Mundial de Fútbol va a ser una prueba de fuego enorme para Brasil. Las olimpiadas pueden ser la consagración, o la corrección de los errores del mundial. Del pueblo brasilero dependerá un resultado o el otro.

Esta Navidad viene con consejos de Revenue

Revenue Management, una palabra desconocida para algunos pero deseada por muchos. La palabra que define al revenue es sin duda optimización, subir y bajar los precios no lo es todo para llevar a cabo una exitosa estrategia de Revenue Management. Los temas de los que hablamos a continuación son indispensables para una buena planificación:

1. Clientes
2. Competidores
3. Destino
4. Portfolio
5. Pricing



Los E-breaks HotelJuice son un espacio virtual donde se presentan varios consejos centrados en el Marketing Online Hotelero. De un modo sencillo y directo se muestran diferentes tips que pueden ayudar a mejorar el rendimiento online hotelero. Nuestros consejos están adaptados para todos, pero si tienes alguna duda, sólo tiene que ponerte en contacto con nosotros.

¿Cómo obtener el mayor rendimiento en tus campañas de Google Adwords para Mobile?

Saca el máximo rendimiento a tus campañas de Google Adwords para Mobile

La navegación vía móvil es cada vez más usual y sigue una dinámica creciente [dato de google]. Por eso es necesario, casi podríamos decir IMPRESCINDIBLE, adaptar las estrategias de marketing online a esas nuevas tendencias y comportamientos de los usuarios y utilizar el canal móvil de forma eficiente.

El objetivo es ofrecer al usuario lo que está buscando de la forma más fácil y cómoda. En el caso de Google Adwords, hay unos pequeños trucos o tips que pueden ser de gran ayuda para mejorar la usabilidad y navegabilidad del usuario Mobile.

Consejos o recomendaciones para optimizar al máximo tus campañas de google adwords para dispositivos móviles tipo smartphone:

1-     Crear campañas específicas para móviles:

Segmentar y separar las campañas normales (para portátiles y equipos de sobremesa) de las  de móviles y tablets, para diferenciar el tráfico y poder realizar las optimizaciones específicas según el tipo de dispositivo.

2-     Utilizar palabras clave cortas y genéricas:

Los usuarios de Mobile no se comportan igual que los de Desktop, y  la forma de realizar una búsqueda no es la misma. En Desktop, las palabras clave genéricas no tienen muy buen rendimiento, sin embargo, en Mobile funcionan mucho mejor.

3-     Activar extensiones de anuncios y Click-to-call:

La mayoría de usuarios Mobile buscan poder encontrar información de la forma más rápida y sencilla posible.  Es por eso, que las extensiones click-to-call son ideales ya que permiten al usuario contactar a tu empresa con un solo click.

4-     Posicionar los anuncios en las primeras posiciones:

En los anuncios de Mobile es mucho más importante que en Desktop tener las primeras posiciones, ya que en la pantalla solo se muestran dos anuncios sobre los resultados orgánicos y el usuario siempre se fija más en lo primero que ve. Además, si el anuncio tiene extensiones de sitio ayudarán a tener un mayor CTR, debido a que ocupará gran parte de la pantalla.

5-     Optimizar tus landing pages para Mobile:

Prácticamente ninguno de los consejos anteriores será útil si no tenemos una landing page específica para usuarios Mobile. La página debe ofrecer información clara y concisa, con botones grandes y call-to-action que ayuden al usuario a encontrar rápidamente lo que busca.

Estos consejos te ayudarán a optimizar tus campañas para conseguir una mayor rentabilidad del tráfico Mobile. Aún así, seguirán habiendo mejoras y cambios para mejorar y adaptar aún más las campañas de Adwords para usuarios Mobile.

Síguenos y no te pierdas ninguna!

La aplicación del sentido común y de un liderazgo bien orientado, claves para mejorar las ventas de mi hotel

Bien leída la frase se podría aplicar perfectamente a una empresa de cualquier sector y dentro de una civilización occidental situada en el marco en que nos encontramos, a pesar de algunos factores políticos y sociales que, como poco, a algunos nos intimidan.

Resulta obvio, ¿verdad? Aplicar el sentido común y que esto sea clave para que mi negocio, que en este caso es un hotel, sea rentable y mejore sus ventas. Pues bien, existen muchos casos en que este sentido es cada vez menos común, cometiéndose entonces tremendos errores de gestión que concatenan períodos prolongados de vacas flacas y ausencia total de innovación para salir de ese bache en el que, de tanto en cuanto, nos encontramos.

No es este un post que vaya a tratar sobre varitas mágicas ni milagros efímeros, ni siquiera se pretende vender humo o ninguna moto. Para eso ya hay otros blogs y gente que los consume compulsivamente. Yo pretendo aquí llamar la atención sobre lo que la inmensa mayoría de las personas que gestionan un hotel, desde su dirección general hasta el departamento que cuenta con el menor presupuesto, ya saben o debieran conocer y aplicar.

Vuelvo a insistir, porque habrá quien crea que todo es de Perogrullo, pero son evidencias que en muchos casos pasan desapercibidas o a las que no prestamos la atención debida.

Absolutamente todos los miembros de una empresa, sea grande, pequeña o mediana, deben aplicar el sentido común para vender, y éste no es otro que el estar permanentemente orientado a mi cliente final, al potencial o al cautivo, a vender mi producto. ¿A quién? Es sencillo: a todo el mundo. Al que administra las nóminas de mi equipo en una gestoría externa, o al proveedor que me reclama un pago atrasado, o al que, quizás despistado, ha marcado mi teléfono por error.

Hay que sorprender siempre y en todo momento, y hay que captar, hay que tener visión comercial y analizar en detalle qué he hecho mal con ese cliente y cómo podría conseguirlo la próxima vez. Y una vez conseguido, cómo puedo hacerlo fiel a mi marca, a mi producto. Esta es una clave y un mandamiento fundamental para cualquier empresa. Ser excelentes en nuestra ejecución, pro activos en nuestra gestión, y diligentes en nuestras correcciones.

Pero todo lo anterior no sirve de nada si no tenemos un equipo sólido y unido, bien formado y que viva un ambiente de trabajo sano, bajo una presión elevada, sí, pero que obtenga sus recompensas por el trabajo bien hecho. El buen líder no es aquel que domina a los demás, sino el que consigue sacar lo mejor de cada uno de la forma más directa y eficiente posible, lo que nunca debe estar ligado a los malos modos ni a las presiones mal enfocadas.

Como se suele decir, si das un palo tendrás que premiar con una zanahoria luego, o si tensas la cuerda alguna vez la tendrás que soltar porque acabará por romperse. Como es natural, el premio lo debe recibir el que se lo merece, el que trabaja y rinde. ¿De qué nos sirve premiar lo mediocre si los resultados que obtiene no son positivos para nosotros?

Otra cuestión esencial aquí debería ser qué clase de personas quiero que trabajen conmigo y formen ese equipo visto desde una posición de liderazgo, que no tiene por qué estar únicamente ubicada en un puesto directivo.

Y, sobre todo, una vez formado ese equipo y evaluado su potencial, cómo desarrollarlo al límite y orientarlo a una mejora continua que revierta, finalmente, en mejorar mis propios resultados. Para ello hay que tener tacto, sensibilidad en definitiva.

Puede resultar llamativo pero, al menos en mi caso, he conseguido siempre rodearme de equipos surgidos de la nada, a los que se les ha y se nos ha inculcado una cultura de esfuerzo y dedicación, pero que a la vez han mantenido su esencia, su ambiente amigable y no se han enrarecido con situaciones anómalas. Y esto simplemente se ha conseguido con proximidad, con premiar el esfuerzo y la entrega, porque gracias a una ilusión común se han obtenido grandes resultados que han hecho que todos se sientan líderes del proyecto y engorden ese afán de superación tan necesario en nuestras actuales empresas. Y no sólo que se sientan líderes, sino que lo sean y lo demuestren. Sin estas personas las empresas no serían nada.

Detecta a estas personas que seguro existen en tu empresa, dales más fuerza, otórgales confianza y poder de decisión. Los buenos resultados llegarán solos y serás más líder y fuerte cada vez, pero nunca los dejes de lado. Aprenderás mucho de ellos porque ellos querrán aprender más y más cada día.

Lecciones de un Restaurante Chino

Cerca de mi casa hay un restaurante chino. Nada nuevo, todos tenemos un restaurante chino cerca de casa. Es conveniente, a veces cuando no tengo ganas de cocinar me acerco a buscar algo para llevar. No es que me apasione la comida china, pero tengo una especial predilección por el Pato Pekin.

chopsticksEl restaurante chino está gestionado por una familia, china por supuesto, matrimonio, suegros e hijos. No sirven a domicilio, puestienen bastante clientela en el restaurante  y no tienen personal suficiente como para dejar el restaurante para ir a hacer el reparto. Si que aceptan pedidos por teléfono para recojer en el restaurante y llevar a casa.

Una buena ubicación, un servicio personalizado, una relación calidad-precio adecuada, perfecto para un barrio modesto como es el mío.

De vez en cuando refrescan la memoria del vecindario, como diciendo: “recuerda, que estamos aquí”, y lo hacen con buzoneos, que ellos mismos realizan. El buzoneo consta de una versión mini de la carta y sus menús (vamos, como todos los chinos).

La cuestión es que ayer al llegar a casa por la noche, abrí el buzón y me encontré con la mini-carta. Como estaba cansado, y solo en casa, pensé que sería buena idea disfrutar del magnífico Pato Pekín. Así que fuñi hasta el restaurante.

Cuando llegué me percaté no solo que estaba cerrado, sino que estaba en obras, y lleno de personas trabajando en él. Entré igualmente por que no sabía si la cocina la tenían abierta.

Ví al propietario, que se hace llamar Juan, y es el chino más listo que he conocido hasta ahora, y esta fué mi conversación con él. Sin quererlo me dió un verdadero repaso sobre Marketing, Management y Supervivencia empresarial en tiempos de crisis.

Yo: “Juan, ¿tienes el restaurante cerrado?”

Juan:

“Si, ahora crisis, gente no venir, pocos clientes”

Yo: “Sin embargo, te has liado a hacer obras”

Juan:

“Claro, menos clientes pero todo más barato. Material barato, albañil barato, carpintero barato, mejor ahora”

Yo: “Pero si tienes el restaurante cerrado, ¿por qué envías publicidad?”

Juan:

“Tengo miles de folletos, mi mujer no hace nada aqui, mi hija no hace nada aqui, suegra no hace nada aqui. Mejor fuera, en la calle, no molestar, aprender español y hacer marketing”.

Yo: “Pero hacer esto con el restaurante cerrado es inútil ¿no?

Juan:

¿Inútil? No, tu venir aqui ¿no? ¿Te gusta restaurante ahora? ¿Bonito eh? Tu ahora volver con familia.

En momentos como los actuales, donde lo mas lógico hubiera sido aplicar la máxima austeridad, o despedir a la suegra, o buscar un local mas pequeño y con ello mas barato, Juan nos da una lección magistral:

  • Ha decidido invertir en su negocio, para hacer un producto mejor.
  • No se ha olvidado del marketing, fué previsor, tenía material promocional sobrante, y gestiona sus recursos adecuadamente para su distribución.
  • No ha improvisado y además es consciente de que ahora su familia aprenderá español, pues tienen tiempo para hacerlo.

Es que estos chinos saben latín. Juan no necesita un MBA, ni formar parte de un consejo de administración ni tener un blog, simplemente es previsor y tiene sentido común.

La explicación a todo esto reside aquí:

En escritura china los símbolos que componen la palabra crisis están formados por dos palabras que se pronuncian algo así como “wei ji”.

“Wei” significa “peligro” y “Ji” significa “oportunidad”, por lo que Wei Ji, o crisis para Juan es peligro y oportunidad, juntos, aunque lo entiene también como una situación peligrosa que requiere especial atención.

¿Sobrevivirá su negocio a la crisis?

Ciencia, Management y llegar a lo posible. Dadme el conocimiento y moveré el mundo.

Hemos crecido con la mentalidad de que sólo los superhéroes son capaces de tener la fuerza para mover el mundo. Cada día gracias a los comics, la TV y el cine, se suman muchos más a la lista de superhéroes.  La mentalidad, como es sabido, es difícil de cambiar y siempre esperamos que estos medios nos presenten a cada uno de ellos, sin embargo, es difícil pensar que vivimos rodeados de ellos y que incluso muchos de nosotros podríamos ser parte de estos admirados supers. El conocimiento es capaz de lograr lo que podría parecer imposible. Los managers de nuestro tiempo están dotados de armas visibles e invisibles y aún no son concientes de su gran poder…

Permítanme explicarme con una noticia del mundo de la física:

“Creemos que la aceleración es un efecto del vacío sobre el vacío. La repulsión del vacío con el vacío es lo que acelera la expansión. Si el vacío no esta vacío y es una sustancia, se le puede hacer vibrar y las vibraciones de una sustancia a un nivel fundamental corresponden a partículas nuevas y la partícula que sería el resultado de las vibraciones del vacío sería la partícula de Higgs…”

Extraordinaria y fantástica jerigonza excelentemente concatenada en la explicación que diera Álvaro de Rújula, físico teórico del proyecto, que con la construcción de “el gran colisionador de hadrones”, la máquina científica más grande jamás construida, pretende reproducir las condiciones del Big Bang.

Para tantos de nosotros ha sido algo fantástica toda la teoría generada acerca de la formación del universo. Desde la primera vez que escuché hablar sobre el Big Bang, este se convirtió en un asunto totalmente ideal y alejado de la realidad para mí y jamás pensar que un tiempo tan cercano pudiese realizarse un experimento tal, que reproduciera las condiciones de semejante hecho.

La gigantesca máquina, se encuentra en el Centro Europeo para la Investigación Nuclear (CERN) y pretendía probarse durante estos meses.

Con la máquina se intentará conocer las partículas que resulten del choque de dos haces de protones a una velocidad cercana a la de la luz en el interior de un túnel de 27 kilómetros de circunferencia en condiciones similares a las registradas luego de la gran explosión que describe la teoría del Big Bang.

Esta máquina…, según la explicación de Rújula, será capaz de acelerar protones a una energía 10 veces superior a la que se ha estudiado anteriormente. Cada uno hace chocar 2 partículas a muy alta energía, uno puede crear cosas nuevas que no estaban allí antes. Esto se basa en la fórmula de Albert Einstein, según la cual la energía es igual a la masa por la velocidad de la luz al cuadrado, que significa que podemos convertir energía  en masa. Así que la energía del movimiento de estas partículas, se transforma en la masa de partículas nuevas, que son muy inestables, que no existen en la naturaleza, ya que se han desintegrado, de manera que para conocerlas, hay que crearlas…”.

He querido poner este ejemplo de algo, aparentemente imposible de conocer hasta hoy, por sus condiciones propias y que han servido tanto para la especulación, incluso dentro del mundo científico y que de alguna forma ya se dan pasos realmente impresionantes para llegar a la esencia, conocimiento real y objetivo del fenómeno a través de la experimentación y simulación.

Quien sabe lo que pudiera  resultar de este experimento, no ya del funcionamiento de los aparatos, sino después, si por fin se logra el resultado deseado…, pero lo que más me atrae de todo este asunto y notición son las puertas que puede abrir, no a la física y a las ciencias en general, sino a la mente humana.

El hombre es un ser en esencia, bastante incrédulo, reacio a los cambios, a lo nuevo, a lo diferente, pero además es poco arriesgado cuando no tiene suficiente certeza de los resultados. No abundan los experimentos en gran parte de las ramas de las ciencias y menos aún en la esfera de los negocios. Claro, que a ninguno le gusta arriesgar sin pocas probabilidades de éxito, mucho más, cuando no existen o se desconocen métodos y/o herramientas que nos permitan llegar al futuro, probando fórmulas ideales y ver sus resultados…

La simulación es un arma que se nos muestra a la espera de logros significativos en la esfera de los negocios y aunque se toca en cada uno de los cursos y grados científicos relacionados con la ciencia del management, no somos capaces de utilizarla lo suficiente y sacarle todo el provecho que le pudiéramos sacar.

Las grandes organizaciones y aquellas otras que pregonan y se pavonean de innovadoras, con grandes departamentos de desarrollo e investigación le dedican grandes recursos a investigaciones de desarrollo e innovación tecnológica, pero los procesos son manejados aún por aquellos con grandes dosis de burocracia y sin mucha fundamentacion científica.

Imaginemos un proceso cualquiera dentro de un hotel donde identifiquemos determinadas variables que influyan y participen en el mismo. Elijamos un final deseado de dicho proceso. Juguemos con las variables hasta llegar a ese final.

Realicemos lazos de control en cada proceso y accionemos sobre ellos…

Claro, es lógico, dirán muchos, eso es cosa de científicos y no de managers, no de negocios…, pero el management es ciencia, mucha ciencia y aún mucha mas ciencia de lo que podamos pensar… ,no es sólo arte e intuición.

De ahí la necesidad cada día mas de lograr en nuestras organizaciones un mayor nivel científico….

Con sólo simular un proceso, podríamos llegar a saber, sin tener que experimentar en la vida real, los resultados de este y las variables y/o recursos a disponer para lograr lo deseado…

Es hora de actuar, contamos con la información, disponemos del conocimiento y nos vamos adentrando en las entrañas de su era. Aquí están las herramientas necesarias para alcanzar los logros que tanto necesitamos, cambiemos un tanto la mentalidad, complementemos la intuición y el arte con el análisis, con esos métodos y tecnología científica que van impresos en nuestros diplomas y curriculums. La brecha de lo deseado y lo que hoy tenemos no es infranqueable. El management estratégico no es un plan para mostrar, es un arma para llegar al sueño, el que con astucia, inteligencia, información y conocimiento se puede convertir en realidad. Con estas armas podemos mover el mundo de nuestro negocio y engrosar la lista de superhéroes.

Jerry Wind y Colin Crook, en The Power of Impossible Thinking, plantean:

“Actuar supone tomar decisiones y hacerlo de forma rápida, soportando un cierto estrés y acuciados por el paso veloz del tiempo, luchando contra la incertidumbre y paliando la falta de información con nuestros conocimientos en la materia.

Las personas que conocen en profundidad un tema determinado saben encontrar el significado de una situación relacionada con el mismo mucho antes que el resto de la gente, aunque posean menos información. Existen dos formas de tomar decisiones: una es analítica y la otra intuitiva. Si tuviésemos toda la eternidad para decidir qué pasos dar, podríamos analizar infinidad de elementos; sin embargo, a menudo encontramos limitaciones temporales que nos obligan a decidir con rapidez y entonces confiamos en nuestra intuición. En su vertiente positiva, la intuición nos invita a realizar saltos creativos. En su vertiente negativa, por el contrario, presenta varias debilidades como el peligro de tomar la decisión equivocada o la dificultad de comunicarse y coordinarse con otras personas.”

La realización de un sueño

Cada vez que pienso en las funciones de la dirección, viene a mi mente la imagen de un tren, donde la locomotora es la planificación quien guía y lleva al resto de las funciones. Esta imagen histórica, aunque ha mantenido el mismo orden, ha evolucionado con el tiempo y la tecnología y hoy “vuela bajito”, además de poseer un diseño y automatización impresionantes.

Esa locomotora “inteligente”, lleva unas cuantas décadas apedillándose estratégica y ha sido muy complejizada en su andar, pero el público, o sea, las empresas, han entendido muy poco o lo han acomodado a su conveniencia.

Lo cierto es que desde Chandler, pasando por Ansoff, Porter y tantos otros estudiosos, en sus intentos por describir el alma de esta planificación, la llamada estrategia, han aportado y han ido logrando un acercamiento cada vez más certero a este concepto, que a primera vista, parece fácil, que muchos no le acaban de dar la importancia primordial que tiene en el éxito de una empresa y que en verdad, es un tanto complejo y a la propia vez, sencillo en extremo.

Hace poco más de un par de décadas, la industria turística y hotelera, asumió y concienció la necesidad de un pensamiento y filosofía estratégica en su campo de acción, como escudo y espada para enfrentarse e incluso anticiparse a los cambios del entorno y lograr una ventaja competitiva, pero el asumir y concienciar, tampoco ha sido suficiente para que su aplicación en nuestros negocios sea aún y a pesar de los años, inexplicablemente, no del todo bien utilizada.

Ante esta complejidad manifiesta, recuerdo a Ansoff en una clase intentando explicarnos la jerarquía de objetivos y el sentido de la estrategia mediante un equipo de fútbol en un campeonato. Decía:

Para un campeonato, un equipo de fútbol se traza una misión: Complacer a sus seguidores y Ganar el campeonato, unos objetivos: Ganar cada partido de fútbol y metas especificas para cada momento de cada partido: Hacer muchos goles (goal = meta).

Para llevar a cabo esta jerarquía de objetivos, es necesario trazarse una estrategia general e irla monitoreando y accionando constantemente sobre ella, moviendo jugadores, cambiando jugadas, estableciendo diferentes tácticas y estrategias operacionales.

De esta forma y para que se entiendan estos niveles jerárquicos dentro del plan estratégico, el cumplimiento de cada meta nos llevará a acercarnos al cumplimiento de los objetivos y el cumplimiento de estos, al cumplimiento de la misión (Mientras más goles se hagan, más posibilidades habrá de ganar un partido y mientras más partidos se ganen, más posibilidades habrá de ganar el campeonato).

De la misma forma, las estrategias operacionales y/o tácticas, estarán en correspondencia con la estrategia general, las que harán que se lleve a cabo el cumplimiento de los objetivos.

Pero el definir esto no es suficiente y es necesario que todos y cada uno de los implicados en llevar a cabo cada uno de estos objetivos y estrategias participen en su confección y análisis y lleguen a comprender y hacer suyos cada una de estas definiciones.

Todo esto se convierte en un proceso donde son necesarios los líderes, tanto general como en cada acción particular, dentro y fuera del campo de juego. Así un simple plan se complejiza y se convierte en un gran proceso donde es sumamente importante su conducción, por lo que llega a denominarse Management Estratégico.

Previamente el cuerpo de dirección o la presidencia y accionistas de este equipo han proyectado una visión, un gran sueño, donde expresan las intenciones futuras de posicionamiento y reconocimiento de este equipo y un conjunto de valores esenciales para su pertenencia o afiliación, los cuales serán determinantes para diseñar la línea y comportamiento del equipo en su existencia.

Este management estratégico , como proceso en fin, necesita de un conocimiento pleno de las condiciones iniciales, o sea, la situación en que se encuentra el equipo, condiciones de sus jugadores,  demás equipos en la competencia, terrenos y stadiums donde se jugará cada partido, época del año en que se jugara el campeonato, etc, en resumen, las fortalezas y debilidades nuestras y de la competencia y así analizar cuales son las oportunidades y amenazas que tendrán o con que contaran en dicho período y en base a eso, formular nuestras tácticas y estrategias de juego y la estrategia general que permitirá al equipo alcanzar esos objetivos y su misión.

Uno de los conceptos que asume el management estratégico en su conducción y liderazgo es el cambio, tanto la acción adaptativa como la anticipativa y en la proactividad que asume, radica en un alto porciento su efectividad.

El proceso de Management estratégico involucra a todos y asume todas y cada una de las actividades  recursos y variables de la organización y sus resultados. Este proceso abarca, desde el mismo comienzo del sueño, hasta el despertar, realización y materialización del mismo. Es el todo “cuasi absoluto” del negocio y de su forma y aplicación, resultará el posicionamiento y salud vital de la organización.